Comunidad

Aunque todo creyente tiene una relación personal con Dios, su relación no es individualista o privada; la fe cristiana no fue creada para llevarse a cabo en el aislamiento. Fuimos creados para tener comunión con Dios y con otros. Por lo tanto, la iglesia local no es simplemente un lugar a donde asistir sino un cuerpo al cual permanecer. La Biblia nos llama miembros del mismo cuerpo (1 Corintios 12:12-31), llamándonos a contribuir a la gloria a Dios y el bien de Su pueblo. Una comunidad centrada en Cristo es una llamado al amor, cuidado, compañerismo y discipulado mutuo mientras que juntos buscamos adornar la persona y obra de Cristo en nuestras vidas en medio de una cultura que añora lo superficial y casual.

En Iglesia Comunidad Bíblica buscamos tener una comunión centrada en Cristo y que las personas se involucren en el cuerpo de Cristo por medio de estudios de Biblia hogareños y reuniones de hombres, damas y jóvenes. A veces nuestros grupos no son perfectos, por lo que es nuestra esperanza que los miembros de dichos grupos se comprometan radicalmente a reformarlos desde adentro por medio de tiempo, oración, esfuerzo, paciencia, amor, confianza y esperanza (Hechos 2:42-47; 1 Corintios 12:12-31; Hebreos 3:12-13).

Conoce más acerca de nuestros:

Ministerios

Estudios hogareños